Blog de palabrasymas

Blog personal

Noticias y comentarios personales

Lunático

Escrito por palabrasymas 09-04-2015 en textos cortos. Comentarios (0)

Se enamoró de la luna, un loco soñador que soñaba con tocarla. Todas las noches subía hasta el último escalón de la torre más alta para encontrarse con ella. Prometió cada uno de sus días serla fiel hasta morir. Tal fue su pasión que la locura cernía sobre él. Unos le llamaban soñador, otros simplemente desquiciado. Pero aquel pequeño soñador que en sus sueños la alcanzaba, un día se esfumó y se quedó en la nada. Cuenta que no se fue, que estuvo siempre ahí, en la torre mas alta vigilando a la luna para que nadie se la robara.

Una rosa y un roble

Escrito por palabrasymas 09-04-2015 en textos cortos. Comentarios (0)

Ella, tan frágil y dulce como una rosa. Él tan fuerte y robusto como un roble. Sin mas que hablar ella aludió cariño te falta algo que a mi me gustaría que la tuvieses mas grande. El tan casto y varonil, cabezota en sus esfuerzos dijo; eso es mentira yo no carezco de eso, soy mas hombre que cualquiera. A eso me refería mi amor, a tu inteligencia.

Esperanza.

Escrito por palabrasymas 20-03-2015 en relatoscortos. Comentarios (0)

Vivió y creció entre la gente, salía desde lo más adentro de aquellos que nunca la perdían, vencía siempre al miedo y a la impaciencia. Se mantuvo siempre muy poco valorada, pero todo el mundo la necesitaba en los momentos mas difíciles. Era amiga de los sueños y de la mente del soñador, compañera del guerrero y de las causas pérdidas. Esperanza siempre esta ahí, esperando a que esperes y nunca tires la toalla. Esperanza te acompaña en cualquier momento difícil suplicando que no la pierdas.

Nacer para morir.

Escrito por palabrasymas 19-03-2015 en textos cortos. Comentarios (0)

Una vez alguien me preguntó cual era el sentido de la vida y en aquel momento sinceramente no supe responder, probablemente porque fuera joven e inexperta y sin visión de futuro. Y un día reflexionando llegue a ese sentido que tanto me estaba perturbando desde que me formularon aquella pregunta, verás.... 

Naces, apenas consigues ver y tu instinto es solo el de comer y dormir, tus padres te educan y enseñan las normas básicas durante tus primeros años de vida. Creces y te encierran sin apenas conocimiento en en una clase llena de niños, donde se supone que alli te prepararán para entrar de nuevo a otra institución de enseñanza. Estas de media otros 5 o 6 años, preparándote para estudiar "lo que te gusta" y ser alguien en la vida. Cuando lo consigues se topa ante ti una concepción irreal de lo que esperabas, y ahora estarás mas perdido que nunca, no sabrás donde dirigir el rumbo de tu vida y te darás cuenta que aquellos esfuerzos que un día hiciste para llegar allí no sirvieron de nada. Bienvenido a los veinte. Avanzarás, y te graduarás con la ilusión de encontrar el "trabajo de tu vida" y entras en el magnífico mundo del paro. Hasta que consigues un maldito trabajo con un salario de mierda en el cual aguantarás las necedades de un gordo y asqueroso jefe, pero, avanzarás pues ahora tu objetivos es ganar dinero y poder casarte y formar una familia, bienvenido a los treinta, te casarás creyendo que has podido hacer lo mejor de tu vida, sin darte cuenta que estarás sometido tras años después a una prisión de nuevo y volverás a tropezar como lo hiciste la primera vez. Pero.. avanzarás y decidirás tener hijos, el reloj biológico te ha llamado. Hijos que te darán mil disgustos pero que en ese momento solo piensas en amarlos y cuidarlos. Tendrás otro trabajo, volverás al paro, subidas y bajadas. Y amigo llegaste a los 40' y sigues en ese maldito trabajo aguantando al gilipollas de tu jefe, y mirando hacia atrás dándote cuenta que aun no has cumplido aquellos sueños que planeabas en el cuarto de tu habitación aún siendo adolescente. Envejecerás y llego el día de tu jubilación, sorpresa llevas años cotizando a la seguridad social dejándote la piel por hacienda y tu pensión da risa. Pero ... Avanzarás y emprenderas un nuevo camino para hacer aquello que nunca hiciste. Pero lo siento no podrás, servirá también para mantener a tu hijo en paro, nuera y nietos y envejecerás aún mas hasta el punto en el que chochees y tus hijos te repudiarán de un sitio a otro, pasandote como la patata caliente, hasta que acabes en una residencia viendo el fin de tus días... entonces en ese momento, solo en ese momento, al mirar atrás, solo tu mismo sabrás sacarle el sentido a la vida. Nacer para morir. Born to die.